traducción contenidos

Consejos para la traducción de contenidos

Últimamente hemos visto como la figura del traductor de contenidos se ha convertido en una de las más codiciadas. Ante el auge del comercio online y la necesidad por parte de las tiendas online de contar con contenidos optimizados, los traductores de contenidos han encontrado un auténtico filón que no deberían desaprovechar, y lo cierto es que por el momento, no lo están haciendo.

Y es que la mayoría de personas que tienen una tienda online de cualquier tipo, no cuentan con un traductor en plantilla que sea capaz de traducir todos sus contenidos al inglés, al francés, alemán… De ahí que cada vez sean más las personas que apuesten por dedicarse al mundo de la traducción de contenidos. Si este es tu caso y te has propuesto convertirte en el mejor traductor online, toma nota; a continuación te vamos a dar una serie de consejos para la traducción de contenidos que te serán de gran ayuda. ¡No te los pierdas!

La fase de redacción

Piensa en el público objetivo

Antes de comenzar la redacción, es fundamental que especifiques tu público objetivo, ya que no deberás traducir de la misma forma para una tienda online de zapatos, que para una agencia de viajes o para un despacho de abogados.

Redacción clara, sencilla y de calidad

La clave de los contenidos es conseguir convencer al público, y para ello es fundamental que la redacción sea clara, sencilla y de calidad. Te recomendamos que optes por la redacción de frases cortas y claras, así como que evites las repeticiones y las ambigüedades que puedan llevar a la confusión.

Precaución con el humor

Si tu público objetivo te lo permite, incluir alguna coletilla humorística puede estar bien, pero debes tener precaución, ya que no en todos sectores están admitidas. Asegúrate de que el sector lo permita, y en ningún caso abuses de ellas.

Coherencia

Ante todo tu redacción debe ser coherente, ya que de lo contrario podrías generar confusión en las personas que van a leer los contenidos. Utiliza siempre los mismos términos y no varíes.

La fase de traducción

Información básica

A la hora de traducir un contenido, es fundamental que dispongas de una información básica que te garantice que la traducción será correcta. Más allá de que busques información y te documentes por tu cuenta, necesitarás contar con la mayor cantidad de información posible.

Infórmate y anota todas las posibles dudas que puedas tener para que te las solucionen. De lo contrario, no sólo es probable que realices una traducción errónea, sino que además no te sentirás cómodo y realizarás un trabajo que no llegará al nivel de calidad mínimo necesario.

Comprueba

Y por último es indispensable que antes de publicar los contenidos traducidos, los compruebes para garantizar que sean correctos. Más vale dedicar un tiempo a la comprobación y a su posible corrección si fuera necesaria, que publicarlos de manera errónea.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *