iphone samsung

El precio de los dispositivos móviles de alta gama se dispara en los últimos años

Dando un repaso a los principales smartpohnes del mercado hoy en día, aquellos de gama alta que están considerados como los mejores modelos actualmente, llama y mucho la atención el incremento que han experimentado en los precios de los dispositivos realizados principalmente por Samsung y iPhone, que se han encarecido entre un 20% y un 10%

Y llama la atención principalmente porque actualmente el precio medio de los dispositivos móviles ha descendido nada más y nada menos que un 32,7%, lo que significa que mientras la mayoría de terminales reducen su precio, los Samsung y los iPhones no hacen más que subir.

Y es que para hacernos una idea, si en el año 2011 el iPhone 4 costaba 599 euros, actualmente el nuevo iPhone 6S cuesta 789 euros. Esto supone que actualmente el consumidor que desee hacerse con el nuevo terminal de Apple, debe pagar más de 150 euros de los que había que pagar en 2011.

Por otro lado en Samsung la diferencia no ha sido tanto, pero también es apreciable. Mientras que en 2011 había que pagar 649 euros por hacerse con el Galaxy SII, hoy en día hay que pagar 724 euros por el nuevo Samsung Galaxy S7, que saldrá al mercado en nuestro país el 11 de marzo de 2016, y que todo apunta a que va a ser uno de los teléfonos de referencia.

Cifras que muestran como el precio de los mejores smartphones del mercado se ha disparado, y parece que se trata de una situación que no va a cambiar demasiado. El problema es que estamos en una situación en la que los precios de los smartphones de calidad no dejan de aumentar, mientras que el sueldo de la mayoría no hace más que reducirse.

Lo que significa que muchas personas aficionadas a los teléfonos móviles hacen auténticos esfuerzos por poder llevar uno de estos terminales en el bolsillo. Y es que a pesar de los altos precios, actualmente iPhone y Samsung abarcan hasta el 45% de la totalidad de las ventas de smartphones de última generación.

Una situación que resulta extraña, principalmente porque mientras los teléfonos móviles suben, otros dispositivos como televisores u ordenadores no hacen más que bajar su precio. Parece que llamar está más caro que nunca, al menos si apuestas por Apple o Samsung como firmas de telefonía móvil.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *