carteles-luminosos

¿El marketing sensorial y la publicidad exterior con luces venden más?

El marketing sensorial va más allá y actúa a través de los cinco sentidos, creando una sucesión de experiencias sensoriales. Estas experiencias son transmitidas con sonidos, con el tacto, gusto, olfato incluso vista.

Este concepto también es reconocido como ‘’Marketing Multisensorial’’, debido a que en la mayoría de las ocasiones es orientado de forma combinada con más de un sentido. En los que los principales e importantes que encontramos son el olfato, oído y la vista.

Con el marketing sensorial se pretende una compra más placentera y acomodada impregnando por completo la conciencia del cliente, poniéndole siempre de buen humor y lograr así una mejor experiencia a lo largo de sus compras.

Pero con esto no se consigue únicamente más comodidad para el cliente, sino que también, un mayor consumo por su parte. Así como también se logra un aumento en el índice de regreso o repetición de compra.

Otro de los objetivos que se logran son la vinculación del cliente con la marca en sí y su lealtad hacia la misma. Haciendo que la marca forme parte de su vida.

¿Qué hay de las sensaciones y/o emociones?

La razón guía, pero las emociones son las que deciden, al menos así lo afirmó Tim Pethick, importante referente en el sector del Marketing.

Ocurre muy a menudo, que los proyectos tienen la pretensión de convencer a sus clientes con una serie de argumentos de actitud racional. Tales como el precio o, por ejemplo, las prestaciones.

También se juega mucho la parte más emocional, como puede ser uno de los detalles más importantes que visualiza el consumidor: ‘’el packaging, el color, el aroma o el tacto. Juega una gran partida con el sentimiento y razón de cada persona y, por ello, es que se trabajan tanto estos aspectos.

Y es que, siempre es más prometedor aquello que genera un gran impacto en el consumidor final.

Diferentes formatos:

Llegamos a comprender llegados a este punto, que el marketing sensorial mantiene una alta preocupación con respecto a los sentidos de los clientes. Trabajando únicamente para mejorar la experiencia de los mismos y el consumo de los productos y/o servicios.

Cuando se hace una correcta inversión en una estrategia enfocada al marketing sensorial, podría ocasionar una importante subida en la facturación de un proyecto.

Y esto funciona en cualquier formato utilizado para ello. Ya bien sea el caminar por un establecimiento (teniendo en cuenta lo que se escucha, huele y siente), o dónde nos vamos a sentar es un lugar agradable. O si la iluminación es la correcta y no molesta y, enfoca lo verdaderamente importante.

Un logotipo corporativo: Suele llevar todo el peso de la marca, mostrando lo que caracteriza a la marca en sí. Pudiendo también hacer uso de carteles luminosos para destacar el concepto primario y/o el beneficio que pueden encontrar.

Un Odotipo: es un aroma corporativo, algo que caracteriza de forma única y que ayuda a mostrar una percepción con mayor claridad. Además, los aromas son muy reconocidos por los consumidores.

Sonotipo: una marca de agua o logo en forma de sonido. Algo único que recordaremos como que forma parte de una marca en sí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *