Qué son las consultas automáticas en buscadores

Como punto inicial, es importante explicar qué son las consultas automáticas (o automated queries como son conocidas en inglés) y cómo pueden ayudar en el posicionamiento de un sitio web. Este tipo de consultas consisten en bombardear de forma automática (sin la intervención del usuario) algún motor de búsqueda para conocer cómo se está posicionando una web en concreto a partir de cierta búsqueda.

consultas-automaticas

Los datos arrojados a partir de las consultas automáticas son muy importantes de cara al estudio del posicionamiento que tiene un sitio web, sin embargo, el riesgo que se corre al utilizarlas es que el motor de búsqueda al que se está bombardeando detecte esta técnica y no sólo banee a los equipos que están lanzando las consultas por violar los términos de uso del buscador, sino que, incluso, puede llegar a penalizar al sitio web que está tratando de obtener la información.

Como solución a este problema existen dos aproximaciones:

  • La primera es completamente legítima, pero poco potente. Consiste en utilizar el API que la mayoría de motores de búsqueda ofrecen. Sin embargo, estas APIs suelen estar bastante limitadas con respecto al poder de consultas automáticas, ya que, por poner un ejemplo claro, Google limita el número de resultados a 1000 por consulta entre otras cosas.
  • La segunda aproximación no es más que jugar al gato y al ratón con los motores de búsqueda. Consiste en utilizar una serie de técnicas para ocultar que las consults se están produciendo de forma automática y parezca que están siendo llevadas a cabo por usuarios legítimos del buscador (sin violar los términos de uso). Una de estas técnicas consiste en que las consultas sean lanzadas por varios hilos y hacer que cada hilo no sólo no lance muchas consultas de forma consecutiva, sino también, hacer parece que cada hilo es un usuario legítimo distinto, esto se puede hacer mediante el uso de NAT (para que parezca que cada consulta viene de un ordenador distinto dentro de una misma subred), el uso de proxies, el uso de diferentes User-Agent en la cabecera HTTP. Cualquier solución puede ser válida, el principal problema es que las empresas que están detrás de la mayoría de los motores de búsqueda son suficientemente poderosas como para detectar este tipo de técnicas, y neutralizarlas rápidamente.

A pesar de todo, entre las APIs ofrecidas por los principales motores de búsqueda y otras herramientas como “Google Webmaster Tools” que ayudan a descubrir el posicionamiento de un sitio web concreto a partir de ciertas palabras clave (<em%gt;keywords</em>) no tiene mucho sentido utilizar las consultas automáticas, ya que, el valor que aportan no compensan el riesgo de utilizarlas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *