reformas de banos

Reformas de baños: ¿Qué aspectos se deben tener en cuenta antes de su inicio?

Las reformas de los baños son muy habituales en los tiempos actuales; la razón de ello es que en la gran mayoría de edificios tenemos los aseos muy antiguos y ahora, debido a que hemos podido ahorrar algo de dinero debido a que estamos en un periodo de recuperación económica, cada vez son más personas las que se deciden a llevar este proyecto adelante.

Te hemos preparado un pequeño listado de consejos sobre las reformas de baños para que no se te pueda olvidar nada importante.

Todo lo que debes considerar antes de empezar una reforma en tu cuarto de baño

Azulejos

Seguro que en lo primero en lo que hemos pensado es en cambiar los azulejos. Sin embargo, lo que no siempre contemplamos es lo que vamos a encontrarnos debajo de ellos. Si el baño es muy antiguo, es posible que nos encontremos con lo que se conoce como un lecho húmedo. El problema de este tipo de instalación es que son azulejos muy complicados de retirar (y, por ende, nada económicos).

A nivel interno, tienen diferentes capas de cemento y hasta mallas de alambre. Analizando este criterio, quizá valga la pena dejar estos azulejos y dedicar nuestros esfuerzos a otros apartados.

Tuberías

Se nos presentan dos opciones: o bien dejamos que las tuberías se vean, o bien las escondemos. En realidad, las dos son buenas: si las dejamos a la vista, podemos conseguir un estilo retro o vintage que no le va a venir nada mal al baño. Si las escondemos, podemos conseguir un estilo mucho más moderno, pero, en el caso de que se pueda producir algún problema con ellas, entonces habrá que volver a hacer reformas hasta poder acceder.

Protección contra humedades

Como ya te puedes llegar a imaginar, en el cuarto de baño es mucho más probable que puedan aparecer humedades. Por ello, lo que deberías hacer es determinar en qué puntos se puede concentrar el agua e introducir en ellos trozos de espuma aislantes después de colocar los azulejos.

El objetivo de esta técnica es poder luchar contra los puntos fríos o húmedos que pueden llegar a provocar esas tan tediosas humedades.

¿Cuántos baños tengo que tener?

Cualquier persona te dirá que es casi imposible vivir en pareja con el mismo baño. La idea es que cada uno pueda llegar a tener su propio espacio. Si solo tenéis un cuarto de baño, quizá haya llegado el momento de pensar en hacer una reforma estructural y sacar el espacio de dónde podamos.

Si tienes un solo baño, pero es muy grande, quizá valga la pena sacrificar el espacio y de uno sacar dos.

Considerando todos estos apartados, será mucho más sencillo que puedas conseguir hacer del baño que tienes en tu mente una realidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *