Tipos de certificados: ¿cuándo es necesario cada uno?

Son múltiples las gestiones que, para poder llevarlas a cabo, se precisa de un certificado de nacimiento literal: obtener el DNI, registrar un matrimonio, obtener un visado para viajar al extranjero, un certificado de defunción, y otros muchos más.

En cualquier caso, es importante dejar claro que no existe un único certificado de nacimiento, ya que en el Registro Civil nos podemos encontrar hasta con cuatro tipos de certificados diferentes:

  • Extracto: hace referencia a un documento que hace un resumen de toda la información que aparece en el Registro Civil sobre una persona.
  • Literal: se trata de una copia literal de la inscripción de nacimiento, por lo que cuenta con todos los datos relacionados. También se le conoce como acta literal.
  • Internacional o plurilingüe: es un certificado que se entrega en todos los idiomas oficiales de aquellos países pertenecientes al Convenio de Viena de 8 de septiembre de 1976.
  • Negativo: certifica que una persona no está inscrito en el Registro Civil. Claro esto, podríamos decir que los otros tres certificados son positivos.

Y centrándonos en el idioma, no hay que confundir el certificado plurilingüe con el certificado bilingüe. Hay que tener en cuenta que aquellos certificados que se expidan en comunidades autónomas que cuenten con dos idiomas oficiales, se entregarán en ambos idiomas, mientras que los certificados de comunidades autónomas en las que tan sólo es oficial el español, se expedirán certificados ordinarios.

¿Para qué necesitas el certificado?

También habrá que tener en cuenta por qué necesitas obtener el certificado:

  • Tramitar el DNI de un recién nacido: para ello necesitarás obtener el certificado de nacimiento literal, indicando que lo necesitas para obtener el DNI.
  • Casarse por la vía civil: se necesitará presentar el certificado de nacimiento literal de ambas personas. Probablemente, si vas a contraer matrimonio en el extranjero, necesitar el certificado plurilingüe o el literal con la Apostilla de La Haya.
  • Divorciarse: en caso de divorcio, también será necesario el certificado literal de las dos personas que desean romper el matrimonio. En caso de que el matrimonio cuente con hijos, también se necesitará el certificado literal de los peques.
  • Tramitar una herencia: a la hora de tramitar una herencia, será necesario el certificado de defunción literal de la persona fallecida, y probablemente, también los certificados tanto de matrimonio como de nacimiento de las personas herederas.

¿Incide de alguna manera el lugar en el que se va a presentar el certificado?

También es importante el lugar en el que vayas a presentar el correspondiente certificado del Registro Civil:

  • Certificado apostillado: hace referencia a aquellos certificados que cuentan con la Apostilla de La Haya, que se trata de un sello que da validez a un certificado, para su presentación en cualquiera de los más de 70 países que forman el Convenio de La Haya.
  • Certificado legalizado: por otro lado está el certificado legalizado, que es el que se debe realizar cuando no se puede apostillar un certificado, debido a que el país en el que se debe presenta no forma parte del Convenio de La Haya. En ese caso, será necesario legalizarlo para que sea válido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *